jueves, 8 de octubre de 2009

-QUEMAR LAS NAVES-


Yo voy a resucitar una mañana después de los disparos. Mi nombre nacerá del asfalto que me miró caer como una zarza en llamas y luego será espina de llanto en la copla de un cantaor español.

Seré de nuevo triste e indiferente, seré de metal complaciente que derribará con su avance de ariete muros de quizás, porqués, tal veces que se caerán como hojas dejándose morir en otoño.

No habrá rumbo para mi lento viaje al retorno: vagaré por la tierra como un buque fantasma que con las manos en los bolsillos no espera ni quiere, que le pregunten nada.

Apagaré una a una de las estrellas. De nada me sirven si ya no alumbran las páginas de nuestros cuerpos desnudos donde esperé hasta hoy, leer el “final feliz”.

Y luego… luego emborracharme mucho. Dejar que el Tequila cauterice la herida abierta. Reconocer que esto me lo merecía, aunque nunca lo quise así. Quemar las naves con el fuego lento del odio que me consume, que no es más que un mal amor envenado muriéndose en mí.

6 comentarios:

Coghi dijo...

No se que decir... ese post dice tanto...... Es tanto recorrido desierto, desgarro, desamor, un mundo tan cuesta arriba, una armadura de metal flota en esas palabras.. y una esperanza que nunca murio hasta que me asesinaste! gracias a .........................................
C.C........................................
Identificacion.............................
edad.......................................
Estado Civil...............................

Coghi dijo...

Excelente cancion Primo! esa es una de mis Favoritas por siempre!

Ameyal dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Luisa Fernanda dijo...

Que bonito escribes. Me imagine el final de un buen libro. El amor, esa pequeña gigante cosita que nos da tantas alegrias y que nos puede hacer sufrir hasta morir en vida. Felicitaciones.
Saludos @Lalusa

Nina dijo...

Una forma bastante interesante de poner sentimientos colectivos que se sienten desgraciadamente más de una vez de formas diferentes, debe ser masoquismo que nos haga buscarlos siempre sabiendo lo que puede pasar.

Paola dijo...

dejar todo atrás, préndale fuego a la nave...

Aunque no creás... te va a pasar más veces (creo con mi poca experiencia), hay cosas contra las que no hay antídoto.