jueves, 10 de junio de 2010

Noche sabinesca


Noche sabinesca, aleja tu coño oscuro con gotas de esperma de luces encendidas por aquí y por allá, vete, déjame como el bus de las mañanas, olvídame como la chica que nunca se enamoró de mi en sexto grado, piérdete como lo hizo la moneda de la suerte cuando empeñé el alma por calores ajenos. Vete noche, puta descarada, que cuando estoy solo y aburrido, llenas el aire de gemidos alegres que me recuerdan lo solo que estamos yo y mi botella de vino. Piérdete noche, deja el insomnio para los genios que pierden la vida pensando, yo solo soy un aprendiz de poeta que prefiere perderse soñando mientras un mano invisible lo va deshilando.

1 comentario:

Queen Bitch dijo...

La noche sabinesca será muy puta, y muy maldita, pero hay que reconocerlo, a estos aprendices de poetas que tratamos de ser vos y yo, nunca nos ha traicionado una noche de medias negras. Amores y calores van y vienen, apuñalan por la espalda hasta llegar ahí a ese músculo idiota en el lado izquierdo, pero ella siempre está ahí, con su brujería de botellas vacías y sábanas de alquiler.