viernes, 23 de octubre de 2009

-Aclarando las Cosas-


Debo de admitir que después del estallido todo es gris en la memoria. Un Big Bang que desata el nudo en la garganta te deja como narcotizado, tratando entre muros de sonidos, encontrar aquella músiquita con la que me llamabas camino a tu casa y que me hacía ir a tí tan alegre como un perro que mueve el rabo.

Pero luego todo se aclara. Las cartas caen sobre la mesa y las margaritas que deshojo todas dicen que no. Así que no queda más remedio que desmontar mi circo y subir la bragueta a mi carpa para mudar el show a otros pueblos púbicos que no se compliquen con enredos de cabeza ni que sepan disparan directo a mi corazón.

Y es para este entonces que me hallo de frente a frente al espejo con esta cara de viudo, con estas pupilas donde se quedó esculpido tu dulce figura desnuda. ¿Y sabes que es lo malo? Que ya nada es bello para estos ojos después de tí. Admito que sigo distrayéndome por ahí, pero hasta la gloria sabe a mierda, porque por esta vez fui yo el "que probó la miel y quiso todo el panal" y solo me quedó este portazo en las narices que te da la realidad.

Pero este tango de palabras es solo un pañuelo de sentimiento que he "soltao" para que se lo lleve el aire. Soy solo yo diciéndole adiós a un sentimiento. Eso si, aclarando las cosas, esta sed en el desierto, esta pena que regresará para comerme de cuando en cuando, es por vos "L" y por nadie más. No soporto que otras personas se den el crédito de esa inteligente estocada, que solo vos supiste darle a este corazón taurino. A vos mi "Maja" el rabo y las orejas junto con una solemne ovación de pie porque a estos 33 es tan lindo haber decubierto que todavía podía querer con el corazón de un muchacho "enamorao" de 15..Olé, Olé y Olé.


4 comentarios:

Andrea dijo...

Excelente post. Duele enormemente despedir sentimientos más cuando son puros y sinceros. Pero es lo mejor muchas veces. Y no es que los olvidemos, no, simplemente que aprendemos a vivir con ellos. Que bello que es recordar, y aunque muchas veces es doloroso también, es fenomenal saber que alguna vez pasó y que lo vivimos y aprovechamos al máximo.

Fernanda dijo...

Me sacó mil suspiros.. que hermoso y que afortunada "L". Que dificil no pensar en alguién que simplemente le dio un vuelco a tu vida y te hizo creer en el amor...

muguika dijo...

"haber descubierto que todavía podía querer con el corazón de un muchacho enamorao" ... muy hermoso marinero!

Y bueno, las cosas del corazón y de la cama nunca quedan aclaradas del todo. Es parte de la magia.

Salud!

Ameyal dijo...

¿Y cuál corazón enamorado no vuelve a tener 15? Ese tun tun que nos traspasa el pecho y se ofrece a la persona amada, solo puede darlo un corazón que vuela como el de un adolescente y eso se siente a los 15, a los 30 y más allá...

Lindo homenaje que a cualquier mujer le gustaría tener... Sobre todo porque queda suficientemente claro quién es la musa que lo inspira.