jueves, 8 de julio de 2010

Derretimiento de los polos de la razón

Todos sabemos que la razón es pensar en frío. Es sentarse a anidar una idea con el culo pegado a ese témpano mortífero de los pro y contra. En mi triste caso, nunca lo he logrado. Mi locura ha sido como vacacionar en el caribe y si bien es cierto, aunque he pagado el hecho de razonar en el trópico con mi buena dosis de tormentas personales, también me he divertido. Lo malo es que la vida, los hechos y el guionista de humor negro que está escribiendo este preciso capítulo de mi vida, se ha dispuesto a arrojarme a este polo norte de la conciencia y los actos serios sin ningún asco, sin detenerse a pensar que soy un "bicho tropical de la locura" y no un pingüino de la razón. No sé si sobreviviré en este ambiente hostil que todo lo que pide es la total anulación de los sentidos para comportarse como un muñequito de cuerda que lo impulsa el mecanismo de rectitud. Me miro de lejos sentado en el banquillo de la alegría, esperando a que llegue mi turno, conviertiéndome en esa maqueta de hielo que es la gente correcta. Cruzaré los dedos, andaré con patas de conejo. De algún  modo me escaparé de la razón para llegar de nuevo al nido del cucú.

2 comentarios:

karol dijo...

Estúpido músculo de lado izquierdo, lo es cuando arde y derrite los témpanos de la razón. Mejor un corazón tibio, que cumpla con palpitar a buen ritmo en la oportunista noche y que pueda decir, cuando se deba, "hasta la vista" sin más reparos. Un corazón que sufre a la sazón, al punto, que no se postra al infortunio, pero no es insensible ni extraño a la razón. Al que pueda tenerlo, mis felicitaciones. Yo sigo en el intento...

Victoria B. dijo...

Me encanto este post!! Uno de lso que mas me ha gustado del blog hasta ahora!
Admito que las dos primeras oraciones me enamoraron "Todos sabemos que la razón es pensar en frío. Es sentarse a anidar una idea con el culo pegado a ese témpano mortífero de los pro y contra".. No pude haberlo descrito mejor.
Un saludo, nos seguimos leyendo.
Vic.